RECORDAR 30 AÑOS PARA VIVIR 65 MINUTOS

(2015 – 2020)

FAE Lima Festival de artes escénicas 2020. Perú.

Mess International Theater Festival 2017, Sarajevo, Bosnia & Herzegovina.

Beca Watch and Talk Theatre Spektakel 2016. Zurich.

Singapore International Festival of Arts 2016. Singapur.

Festival Santiago a Mil 2016, Chile.

Festival de Danza Contemporánea 2016, Buenos Aires.

Premio mejor dirección en danza. Bienal de arte joven 2015, Buenos Aires.

Recordar para vivir es un proyecto de Marina Otero basado en construir una obra inacabable. Una obra en permanente cambio como la vida. Una vida vivida como el work-in-progress de una obra que la justifica. A medida que la intérprete va creciendo la obra se transforma en diferentes bocetos - obras.


Las tres obras que completan la primera trilogía son: Andrea (2012), Recordar 30 años para vivir 65 minutos (2015) y Fuck me (2020)

Ya pasaron diez años y esta obra no me suelta: de pensarla, de ensayarla, de actuarla. Hecha de retazos de mi vida, partes de otra obra vieja, de amores pasados y de cosas que ya maté, es siempre un boceto más de esa otra obra incompleta e interminable que sólo acabará cuando me muera. Es así: abro las puertas para mostrar los documentos archivados, los secretos traspapelados, las fotos robadas y mis primeros 30 años reconstruidos. Cada vez que la haga será la primera y la última vez”. - M.O.

Ficha técnica

 

Idea y performance: Marina Otero.


Ambientador visual en vivo: Gastón Exequiel Sánchez.


Cámara en vivo: Lucio Bazzalo.


Arte de documentos recopilados: María Laura Valentini.


Diseño de luces: Matías Sendón.


Colaboración coreográfica: Marina Quesada.


Colaboración en selección de vestuario: Franco La Pietra.


Fotografía: Lucio Bazzalo | Andrés Manrique | Matías Kedak.


Producción: Laura Sol Zaslavsky.


Asistente de dirección: Lucrecia Pierpaoli.


Puesta en escena: Juan Pablo Gómez.


Co- dirección: Juan Pablo Gómez.


Dirección general: Marina Otero.